Posteado por: ContracumbreUE | 13 abril 2010

Defensores de derechos humanos piden a Zapatero que presidencia española de la UE impulse la paz en Colombia

Las redes ALOP, Grupo SUR, OIDHACO y Plataforma por la Paz y los Derechos Humanos en Colombia remitieron una carta al presidente del Gobierno español, instándole a que la presidencia de turno de la Unión Europea se aproveche para impulsar la búsqueda de una solución política negociada al conflicto armado interno en Colombia.

Excmo. señor
D. José Luis Rodríguez Zapatero
Presidente del Gobierno español
Presidencia pro-tempore de la Unión Europea

13 de abril de 2010
Referencia: Paz Para Colombia

Señor Presidente:

Las redes ALOP, Grupo SUR, OIDHACO y Plataforma por la Paz y los Derechos Humanos en Colombia, que suscribimos esta comunicación nos dirigimos a usted porque consideramos que la presidencia española de la Unión Europea durante este periodo -que coincide además con la celebración el próximo mes de mayo de la Cumbre UE-ALC constituye una oportunidad privilegiada para dar un nuevo y renovado impulso a la búsqueda de una solución política negociada al conflicto colombiano.

España ya ha participado activamente en anteriores intentos y su liderazgo en el seno de la UE  le permite hoy tomar iniciativas, aprovechando las lecciones del pasado.

La coyuntura electoral actual en Colombia, las recientes noticias sobre la liberación de secuestrados y la aparente disposición del gobierno colombiano para un canje humanitario con las FARC, ofrecen un momento político adecuado para re-abrir un debate público sobre la urgencia de una solución política negociada al conflicto, con todos los actores involucrados y dar así un nuevo ímpetu a la esperanza de paz en Colombia.

La evolución del conflicto armado colombiano demuestra la imposibilidad de resolverlo por la vía militar. Después de 8 años de una ofensiva militar sin precedentes, los grupos guerrilleros han recibidos importantes golpes pero están lejos de ser vencidos. La población civil continúa siendo la principal víctima de un conflicto degradado del cual desea salir.

El presupuesto militar aumenta en detrimento del presupuesto social, en un país cada vez más empobrecido y desigual. Solamente en el 2009, los gastos en seguridad y en defensa ascendieron al 6.5% del producto interno bruto. En paralelo, las relaciones con los países vecinos se han ido deteriorando, producto de diversas situaciones vinculadas al conflicto colombiano.

Consideramos que es el momento de plantear y avanzar en un nuevo escenario, en un auténtico tiempo para la paz:

· Un tiempo en el que las partes se comprometan verdaderamente a respetar el derecho internacional humanitario, poniendo así fin al sufrimiento humano producto de la guerra. Es esencial aunar esfuerzos en la búsqueda de soluciones humanitarias y de exigencia al cumplimiento de las recomendaciones internacionales en materia de derechos humanos.

· Un tiempo de diálogo y soluciones justas, porque son las vías políticas democráticas las que deben imponerse como canales para resolver el conflicto. Insistimos en un esquema de diálogo donde las organizaciones de la sociedad civil participen y donde sean tomadas en cuenta sus propuestas y recomendaciones para avanzar hacia un escenario de solución política y de paz duradera.

· Un tiempo para la paz, porque la gente de hoy y las nuevas generaciones exigen una oportunidad para la convivencia pacífica y el gobierno de los derechos humanos. A lo largo de estos años, tanto la sociedad civil colombiana como los amigos de la paz en Colombia en el exterior, han acumulado una valiosa experiencia y construido valiosas propuestas que deben rescatarse.

Con miras a avanzar en ese escenario, las organizaciones firmantes visualizamos cuatro puntos cardinales: lo inmediato, lo necesario, lo democrático y lo esperanzador.

1. Lo inmediato es la humanización del conflicto y la vigencia de los derechos humanos. La principal derrota que puede infligir el conflicto es la deshumanización. Es esencial por razones éticas, morales, políticas y jurídicas aunar esfuerzos en la búsqueda de soluciones humanitarias y de exigencia al cumplimiento de las recomendaciones internacionales en materia de derechos humanos.

2. Lo necesario es propiciar un diálogo sin exclusiones. Un diálogo con una agenda abierta que permita avanzar hacia un escenario de solución política negociada en las que las partes se comprometan con nuevas políticas reparadoras de la injusticia.

3. Lo democrático es escuchar a la ciudadanía y hacerle caso.Avanzar en un esquema de diálogo que permita que las organizaciones de la sociedad civil
participen y sean tomadas en cuenta sus propuestas y recomendaciones para avanzar hacia un escenario de solución política y de paz duradera.

4. Lo esperanzador es atender a lo que tiene carácter constructivo. A lo largo de estos años, tanto la sociedad civil colombiana como los amigos de la paz en Colombia en el exterior han acumulado una valiosa experiencia y construido valiosas propuestas que deben rescatarse.

Señor Presidente:

Nuestro llamamiento mediante esta comunicación es para que se tomen iniciativas en esta dirección, en coordinación con los gobiernos de la región.

Hoy por hoy, el escenario de diálogo para la paz en Colombia abarca la región en su conjunto. Se trata, entonces, de construir un proceso de “regionalización de la paz para Colombia” que, por un lado, comprometa la iniciativa y el liderazgo de la región y, por el otro, a la Unión Europea como garante y generador del impulso político.

Le solicitamos como pasos concretos, el que su gobierno cree las condiciones para una declaración pública de los Presidentes durante la cumbre UE-LAC sobre la paz en Colombia, y que proponga a la Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores, Catherine Ashton, que nombre un(a) Represente Especial para la paz en Colombia, figura que ya existe para otros países en conflicto.

Agradecemos de antemano su atención y quedamos a la espera de su respuesta.

Atentamente,

Miguel Santibañez
Presidente ALOP

Dilcia Figueroa
Coordinadora Grupo Sur

Patricia Verbauwhede
Presidenta OIDHACO

Enrique Santiago
Plataforma por la Paz y los Derechos Humanos en Colombia


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: