Posteado por: ContracumbreUE | 30 mayo 2010

Manifestación reclama en Mérida la “ruptura” de la PAC con los intereses de las multinacionales

En torno a un millar de personas pertenecientes a más de 40 colectivos ecologistas, campesinos y de consumidores, entre otras organizaciones, se manifestaron hoy en Mérida para reclamar “nuevos criterios” en el marco de la PAC para la ruptura de su “convivencia” con los intereses de las multinacionales.
Fuente: Extremadura al Día

Los colectivos, procedentes de regiones como Extremadura, Galicia, Castilla y Léon, País Vasco, Aragón y Cantabria, así como del país vecino de Portugal realizaron un recorrido por la capital extremeña con pancartas bajo el lema ‘Otra agricultura, otra Extremadura y otra Europa’ con motivo de la llegada de los ministros de Agricultura de la UE.

Los manifestantes, ente los que también se encontraban representantes de la formaciones políticas Izquierda Unida y Extremadura Unida, así como del sindicato CNT, portaban banderolas y pancartas y corearon frases como ‘La tierra no se vende, la tierra se defiende’, ‘Por una PAC mejor’, ‘Obreros somos, obreros seremos, con esta PAC nunca pasaremos’.

El portavoz de Ecologistas en Acción y Plataforma Rural, Daniel López, destacó en declaraciones a los medios durante la marcha los “efectos nefastos” de la Política Agraria Común (PAC), a la que tachó de “insostenible a nivel social y ecológico”.

Según dijo, favorece un “sistema de subvenciones” en el que el colectivo de agricultores y campesinos está “completamente subordinado a los que abastecen”, en alusión a las multinacionales, y “también a las cinco empresas que hoy en día controlan el 55 por ciento de la producción agroalimentaria” a nivel mundial.

SOBERANÍA ALIMENTARIA

Señaló que en estos momentos, en los que se está abriendo el debate de una nueva PAC para el periodo 2013-2020 es “necesario” un cambio “radical” basado en “otro modelo distinto”. Al respecto, defendió el modelo de soberanía alimentaria, que, según explicó, defiende el “derecho” de los estados a definir su política agraria y alimentaria, y el de los campesinos de generar la alimentación para las poblaciones cercanas, y no para las exportaciones.

La representante del Sindicato Labrego Galego Lidia Senra destacó que su colectivo “no” está de acuerdo con “una política agraria europea que prioriza la producción europea para la exportación, arruinando a los campesinos en Europa y el sur”.

Senra dijo que “en estos momentos en los que todos los gobiernos dicen estar muy preocupados por la crisis climática, si se vuelve a la agricultura campesina, si se relocalizan las producciones y se priorizan circuitos cortos” en el reparto de alimentos se contribuiría “de una forma muy importante a frenar el calentamiento global”.

“Queremos por lo tanto una política que priorice el alimentar a nuestras poblaciones, que garantice una renta digna a los campesinos a través de las precios y la regulación de todas las producciones y la regulación de los mercados”, destacó la representante del Sindicato Labrego Galego. Asimismo, consideró “fundamental” que los precios cubran trabajo y los costes de producción, junto a una alimentación “sana con la sociedad que preserve el medio ambiente”.

“SANGUIJUELA” PARA EL RESTO DEL PLANETA

Por su parte, el presidente de la Asociación Transhumancia y Naturaleza, Jesús Garzón, defendió que “Europa es una sanguijuela para el resto del planeta, debido a que hay 6.000 millones de personas, de las cuales la mitad ya están hambrientas”, destacó.

Explicó que la agricultura industrial “ha sido un absoluto desastre para poner en manos de las grandes empresas químicas y farmacéuticas” la alimentación, al tiempo que advirtió de que, en la actualidad, genera “el 30 por ciento de la contaminación del planeta, cuando podría ser al contrario a través de una agricultura sostenible”.

La solución para cumplir el primer objetivo del milenio, de erradicar la pobreza, “no se consigue debido a la actividad de las industrias y las grandes empresas que están acaparando todos los recursos naturales e, incluso, se utilizan para producir el biocombustible, añadió.

FINAL CON POLÉMICA

La polémica surgió casi al final del recorrido, a la llegada a la plaza de España, a la que los manifestantes pretendian acceder, pues en ella se habia instalado por parte del consistorio emeritense una tarima, desde la que distintos representantes y organizadores de los colectivos participantes iban a dirigir algunas palabras, y  a la que la polIcia impedia el paso por no estar autorizado. El final del recorrido era la plaza del Rastro, frente a la presidencia de la Junta de Extremadura.

Tras unos momentos de discusiones entre los organizadores  y el jefe del destacamento policial, además de cierta tensión; los manifestantes  increpaban a la policia a la vez que coreaban gritos pidiendo la dimisión de la delegada del gobierno, Carmen Pereira y que “Extremadura es una dictadura”. El jefe del destacamento de la policia, dijo que pedieria autorización a la Delegación del Gobierno en Extremadura, para que la manifestación finalizase en la plaza de España; y asi fue. Tras la autorización, los manifestantes con muestras de alegria y entusiasmo de haber “ganado” esta pequeña “batalla”, fueron hacia la zona donde estaba situada la tarima y desde la cual, diversos responsables de la organización se dirigieron a los manifestantes. La jornada finalizó con una paella para todos en el recinto ferial.


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: