Posteado por: ContracumbreUE | 1 julio 2010

Las ONGD aseguran que la Presidencia española de la UE ha sido “decepcionante” en la lucha contra la pobreza

La organizaciones no gubernamentales para el desarrollo (ONGD) han afirmado este jueves que el balance de la Presidencia española de la UE ha sido “decepcionante” en lo que respecta a la lucha contra la pobreza y han lamentado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, haya “sucumbido a las corrientes más conservadoras y menos favorables al desarrollo”. Asimismo, han reclamado que el impuesto a las transacciones financieras ayude a “paliar las consecuencias de la crisis en los más vulnerables” y “no sirva de colchón a los especuladores para futuras crisis”.
Fuente: Europa Press

“La Presidencia española arrancó con la lucha contra la pobreza como una de sus prioridades”, afirmaron en un comunicado conjunto la Coordinadora de ONG para el Desarrollo-España (que representa a más de 400 organizaciones de desarrollo en todo el país), Intermón Oxfam, la campaña ‘Acción por la Salud Global’ (que reúne a Médicos del Mundo, Farmamundi, Federación de Planificación Familiar Estatal y Ayuda en Acción) y la campaña ‘Muévete por la Igualdad’ (organizada por Ayuda en Acción, Entreculturas e InteRed).

No obstante, prosiguieron, “Zapatero no ha sabido liderar una Europa más comprometida y ha sucumbido al actual contexto de crisis económica y financiera y a las corrientes más conservadoras y menos favorables al desarrollo, que, con la crisis como excusa, adoptan medidas de ajuste económico mediante las cuales son los más vulnerables los que pagan los efectos de una crisis que no han provocado”.

Según el comunicado, el último Consejo Europeo de la Presidencia española, celebrado en junio, “se limitó a ratificar el compromiso de destinar el 0,7 por ciento de la Renta Nacional Bruta (RNB) de la UE para Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) en 2015, el mismo objetivo que vienen ratificando durante los últimos 40 años y que tan sólo cumplen en la actualidad cinco países donantes”.

Por ello, “las ONGD se muestran escépticas ante esta declaración de intenciones, ya que esta promesa no va acompañada de ninguna medida que garantice su logro”. “Esto, unido a los drásticos recortes en la AOD que cada Estado miembro ha ido anunciando en los últimos meses, pone en duda el cumplimiento de los compromisos de desembolsos de AOD, empezando por el de alcanzar el 0,56 por ciento de la RNB este año al que se comprometió la UE”, agregaron.

A juicio de las ONGD firmantes, “la falta de ambición de Europa en temas de AOD” tiene como resultado que los 27 acudirán a la Cumbre de Naciones Unidas sobre Objetivos del Milenio en septiembre “con una propuesta pobre, que no sólo pone en riesgo los avances conseguidos en los últimos diez años, sino que tampoco hace propuestas creíbles para los próximos cinco años”.

“Nuestros esfuerzos ahora estarán centrados en exigir a la Unión Europea mayor compromiso en este sentido y a España que vaya más allá de la conservadora posición Europea”, añadieron.

“PRIVATIZACIÓN DEL DESARROLLO” Y COHERENCIA DE POLÍTICAS

Los ajustes económicos, “junto con una preocupante tendencia a la privatización del desarrollo” –según lo aprobado en el último Consejo, la UE quiere dejar en manos del sector empresarial la financiación para el desarrollo–, van en contra, según las ONGD, del principio de Coherencia de Políticas para el Desarrollo (CPD), recogido en el Consenso Europeo de Desarrollo de 2005 y en el Tratado de Lisboa, “según el cual la lucha contra la pobreza es el objetivo último de las políticas europeas”.

“Un claro y alarmante ejemplo de esta incoherencia son los asimétricos acuerdos comerciales alcanzados en la VI Cumbre UE-América Latina y Caribe, celebrada en Madrid el 17 y 18 de mayo, acuerdos que, según Zapatero, ‘refuerzan los vínculos comunes’, pero que en realidad se centran en las relaciones comerciales, anteponiendo los intereses de las empresas europeas a los posibles impactos negativos en lo social, cultural, económico o medioambiental en la población de los países donde se aplican”, denunciaron las organizaciones.

Por otro lado, las ONGD lamentan que, aunque se haya aprobado el Plan de Acción de la UE para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres en el Desarrollo, “la Presidencia española no ha logrado la aprobación de la Comunicación de la Comisión Europea sobre género”.

Asimismo, la Presidencia española tampoco ha conseguido el liderazgo europeo en el proceso de revisión de la Plataforma para la Acción de Pekín de Naciones Unidas, quince años después de su aprobación, que terminó sin un compromiso firme para avanzar en los derechos de mujeres y niñas “en un momento en el que se están evidenciando retrasos en cuanto a los derechos sexuales y reproductivos y aumento de la violencia contra las mujeres y la feminización de la pobreza en todo el mundo”.

IMPUESTO SOBRE TRANSACCIONES

Por otra parte, las ONGD admiten que la apuesta por la implantación de un impuesto a las transacciones financieras, surgida del último Consejo Europeo, “aunque tímida, es una buena noticia”. “Sin embargo, los fondos recaudados por esta vía deben estar destinados a paliar las consecuencias de la crisis económica en los más vulnerables, y no servir de colchón a los especuladores para futuras crisis”, advirtieron.

“Con la aplicación de una mínima tasa del 0,05 por ciento a las transacciones que las entidades financieras realizan entre sí –muy inferior a los impuestos que pagan otros sectores, incluida la ciudadanía– no sólo se estarían disuadiendo las operaciones especulativas, sino que se podrían obtener 400.000 millones de euros adicionales para financiar políticas sociales tanto en Europa como en los países del Sur”, concluyeron.


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: