Posteado por: ContracumbreUE | 22 septiembre 2010

29-S: Punto de partida activo para una movilización europea

Los trabajadores europeos se movilizarán el próximo 29 de septiembre en Bruselas, coincidiendo con la reunión del Ecofin (Consejo de Economía y Finanzas), para exigir de la Unión Europea una estrategia de salida a la crisis basada en el crecimiento y el empleo y contra los recortes sociales.

El Partido de la Izquierda Europea (PIE) está involucrado en la movilización del 29 de septiembre, sus huelgas y manifestaciones convocadas por la Confederación Europea de Sindicatos (CES). Ese día nos permite a todos, juntos, decir NO a las medidas de austeridad que la Unión Europea (UE) quiere imponer, así como sus gobiernos a sus trabajadores y a la población.

La crisis no ha sido causada por este o aquel país que haya sido excesivamente “extravagante” o por haber sido puntuado bajo por las agencias calificadoras; incluso aunque haya que señalar la responsabilidad de algunos gobiernos al dejar sus economías en manos de los intereses financieros.

Es la crisis del capitalismo financiero que ahora domina todo el mundo. Europa ha sido golpeada de forma especial. La verdadera naturaleza sobre la que Europa ha sido construida, bajo los auspicios del dogma neoliberal de la “libre y no distorsionada competencia” mencionada en el Tratado de Maastricht de 1992 y reforzada en el Tratado de Lisboa de 2007, es la causa de esta crisis. En lugar de la armonización prometida se han acentuado las divisiones y algunas regiones de la UE han sido empujadas en una profunda espiral hacia el abismo.

La “cura de austeridad” no puede de ninguna forma ser la solución a los problemas puesto que da más poder a los mercados financieros que han sido la causa de la crisis. Por el contrario, llevará a más recesión y empeorará la situación de desempleo, de las familias y de los Estados.

Un número creciente de Estados miembros de la UE están adoptando medidas autoritarias y temibles métodos impuestos frente a una creciente resistencia. Esto trae como consecuencia un profundo retroceso de la democracia.

Podemos superar la crisis de las haciendas públicas

Se nos dice que las cajas públicas están vacías en un intento de justificar las severas medidas regresivas. Esta lógica no tiene sentido. La crisis, la verdadera, en las finanzas públicas es sobre todo una crisis de ingresos. La UE y sus gobiernos deben romper con la lógica de las “deudas de los gobiernos, como una soga que aprieta a la gente pero que favorece a las finanzas”.

La lógica opuesta es la que trae las soluciones. Se deben movilizar nuevos medios que lleven a cabo una redistribución radicalmente distinta de la riqueza. Las arcas públicas y sociales se llenarán cuando descienda el paro, cuando los salarios sean más altos y cuando los ingresos de los accionistas y de los financieros contribuyan con los impuestos a la justicia social.

La política económica ha de ser planeada sobre la base del interés público y no sólo para el “mercado”. Lo que necesitamos no es una actualización de las finanzas sino de los servicios públicos que tomen en consideración las necesidades de la población,

la utilidad de la actividad pública y privada y la calidad del empleo eliminando la precariedad laboral que golpea tanto a los trabajadores como a la sociedad en su conjunto.

El Banco Central Europeo (BCE) ha de ser capaz de prestar dinero a los gobiernos a bajo interés para que estos a su vez no caigan en las garras de los mercados financieros.

La imposición sobre las transacciones financieras es un paso en la buena dirección. Sin embargo, hay que transformar los sectores financieros y bancarios para que su actividad favorezca el desarrollo humano y ecológico. El uso de las finanzas públicas

ha de estar basado en criterios democráticos y generar poder público y ciudadano a través de procesos de control público transparente.

Queremos una Europa construida sobre la base de la solidaridad y la democracia

Estamos en un momento crucial en la lucha de clases en Europa. El capital no está cambiando su cara, y sus representantes han formado un frente común contra las capas populares. La violencia de los métodos utilizados muestra el grado de su determinación. Los gobiernos suscriben todos la misma lógica y ya no escuchan a la gente, reducen sus derechos tanto a nivel social como democrático.

Para enfrentarnos a ellos precisamos construir una dinámica social y política, un frente de solidaridad europea que avance alternativas a favor de las necesidades sociales y ecológicas. Reforzar la solidaridad en esta confrontación significa mantener

una lucha en cada ciudad, en cada empresa y en cada institución de cada uno de los países puesto que cada vez que consigamos que retrocedan ello beneficia a todos.

La lucha está dirigida bajo el lema de “toda Europa contra las medidas de austeridad”, y está fortaleciéndose puesto que nuestra acción conjunta a nivel europeo alienta y refuerza la multitud de resistencias surgidas en busca de una estrategia alternativa europea.

El Partido de la Izquierda Europea (PIE) desea ser parte de la creación de ese frente europeo. Necesitamos construir un modelo social y una democracia real en Europa para avanzar juntos hacia una nueva forma de desarrollo.

Los partidos miembros y observadores del PIE son:

Kommunistische Partei Osterreichs (Austria), Беларуская партыя левых “Справядлівы свет” (Bielorrusia) Parti Communiste (Valonia-Bruselas, Bélgica), Kommunistische Parti (Flandes, Bélgica), Strana demokraticko socialismu (República Checa), Eestimaa hendatud Vasakpartei (Estonia), Enhedslisten -Red-Green Alliance (Dinamarca), Parti communiste francais (Francia), Parti de Gauche (Francia) Vasemisto (Finlandia), Suomen kommunistinen puolue (Finlandia), Die Linke (Alemania), SYNASPISMOS (Grecia), Magyarországi Munkáspárt 2006 (Hungría), Partito della Rifondazione Comunista (Italia), Dei Lenk (Luxemburgo), Partidul Comunistilor din Republica Moldova (Moldavia), Bloco de Esquerda (Portugal), Partidul Alianta Socialista (Rumania), Rifondazione Comunista Sammarinese (San-Marino), Izquierda Unida (España), Esquerra Unida i Alternativa (Catalunya, España), Partido Comunista de España (España), Parti suisse du travail (Suiza), Ozgurluk ve Dayanısma Partisi (Turquía), Une Autre Gauche (Bélgica), AKEL (Chipre), Yeni Kıbrıs Partisi (Chipre) Komunisticka strana Čech a Moravy (República Checa), Deutsche Kommunistische Partei (Alemania), AKOA (Grecia), Partito dei Comunisti Italiani (Italia), Sinistra Europea (Italia), Młodzi Socjaliści (Polonia), Komunisticka strana Slovenska (Eslovaquia)


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: