Posteado por: ContracumbreUE | 1 octubre 2010

La UE planea sancionar a los países que no se atengan a la ortodoxia neoliberal

La Comisión Europea ha propuesto un duro paquete sancionador para los estados que no se atengan a la ortodoxia neoliberal plasmada en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Ecologistas en Acción denuncia esta nueva apuesta por políticas que profundizan la crisis socioambiental que vivimos.

Mientras la geografía española vivía una importante jornada de huelga general, la Comisión Europea presentaba su propuesta de régimen sancionador para reforzar el “gobierno económico” de la eurozona. Estas medidas adelantan las que se presentarán en breve para el conjunto de la Unión.

El objetivo de estas sanciones es forzar aun más el cumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, el eje director de la política comunitaria, así como convertir a Bruselas en un agente con más capacidad de imponer medidas económicas a los estados miembro.

Entre las medias propuestas se plantean una serie de “sanciones preventivas”, de hasta el 0’2% del PIB (unos 2.000 millones de euros en el caso del Estado español, un cuarto del Plan E) a los países que no sigan las “recomendaciones” de Bruselas, aunque no hayan infringido el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Ecologistas en Acción recuerda que estas “recomendaciones” se caracterizan por seguir la ortodoxia neoliberal que ha generado la crisis actual. El Pacto de Estabilidad y Crecimiento pone límites a la inflación, el déficit presupuestario y la deuda pública.

En este eje director de la UE, no sólo está totalmente ausente cualquier criterio social o ambiental, sino que los criterios son incluso criticados por economistas de corte keynesiano. Por ejemplo, un control estricto del presupuesto encorseta necesariamente los gastos sociales y ambientales. O, con el establecimiento del tipo de cambio fijo controlado por el BCE, ya no es posible apelar a la devaluación de la moneda como mecanismo para ganar competitividad en los mercados. A partir de este momento, el incremento de la explotación y la precariedad laboral se convierten en elementos claves que deben dotar a la economía de mayor competitividad. Pero no sólo eso, sino que la explotación de la naturaleza también se fuerza más para conseguir las divisas imprescindibles. La reforma laboral y de las pensiones, o los recortes en protección ambiental del Gobierno de Zapatero son ejemplos claros de las implicaciones de las políticas de la UE.

Para asegurar el cumplimiento del Pacto de Estabilidad se prevén multas de la misma cuantía (0’2% del PIB) a quienes superen los límites de deuda y déficit. Además habrá sanciones de hasta el 0’1% del PIB a los estados que incurran en desequilibrios macroeconómicos, es decir, que se salgan de los marcos neoliberales.

Ecologistas en Acción considera que es fundamental responder a estas políticas con la misma contundencia de la huelga general del 29-S, pues son las que dan origen a los motivos de dicho paro.

Fuente: Ecologistas en Acción


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: