Posteado por: ContracumbreUE | 14 octubre 2010

Policía antidisturbios toma la Acrópolis para reprimir a los trabajadores temporales del Ministerio de Cultura

La policía antidisturbios penetró este jueves por la mañana en el complejo de la Acrópolis utilizando gases lacrimógenos para contener a la prensa y a los manifestantes que se agolpaban en las verjas que rodean la Acrópolis. Los trabajadores temporales del Ministerio de Cultura griego llevan 24 meses sin percibir sus salarios y les espera el despido, en aplicación del “paquete de austeridad” impuesto por el FMI y la UE.

La policía detuvo a uno de los manifestantes durante una operación que fue fotografiada y filmada por los turistas que se concentraron al otro lado de la cerca.

De acuerdo con el representante de los tres mil 500 empleados temporales del Ministerio de Cultura, Nikos Jasomeris, se acogieron a la medida de fuerza ya que no reciben sus honorarios hace casi dos años.

Pedimos contrato permanente, pero si no es posible, queremos que, al menos, conservemos nuestros puestos de trabajo con la renovación de esos convenios temporales, subrayó Jasomeris.

Decenas de turistas congregados frente a la Acrópolis quedaron atónitos cuando la policía salió por la entrada principal luego de dispersar a los manifestantes por la fuerza.

Los trabajadores tenían bloqueada la puerta del complejo de ruinas griegas, incluido entre los recintos arqueológicos más famosos del mundo.

Grecia está obligada a reducir este año el déficit fiscal hasta 8,1 por ciento del Producto Interno Bruto, de 13,6 registrado en 2009, a cambio de una ayuda financiera del la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional.

Con ese fin, el gobierno del primer ministro Giorgos Papandreou adoptó un programa de austeridad que incluye, entre otras medidas, el alza de impuestos, el aumento de la edad de jubilación y el congelamiento de los salarios, principalmente en el sector público.

La policía antidisturbios penetró este jueves por la mañana en el complejo de la Acrópolis utilizando gases lacrimógenos para contener a la prensa y a los manifestantes que se agolpaban en las verjas que rodean la Acrópolis, cerrada a los turistas desde el miércoles.

La policía detuvo a uno de los manifestantes durante una operación que fue fotografiada y filmada por los turistas que se concentraron al otro lado de la cerca.

La tensión va en aumento en Grecia a medida que se aplican las medidas gubernamentales destinadas a reducir el colosal déficit público del país.

Los ferroviarios iniciaron también este jueves una huelga de 24 horas contra el proyecto de privatización de la compañía pública ferroviaria.


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: