Posteado por: ContracumbreUE | 10 diciembre 2010

La policía metropolitana de Londres será investigada por brutalidad: 44 estudiantes acabaron en el Hospital en las protestas contra el aumento de tasas de matrícula

La violencia con la que la policía de Londres reprimió las protestas de estudiantes que se manifestaban mientras el Congreso aprobaba una subida de tasas de matrícula que hará prohibitiva la educación superior para amplias capas de la población, ha consternado al Reino Unido. Alfie Meadow, un estudiante de Filosofía de 20 años, le dijo a su madre al ver la brutalidad de la carga policial: “Van a matar a alguien”. Poco después, la policía metropolitana de Londres lo dejaba tirado en la calle, tras abrirle la cabeza con una porra. Ahora se debate entre la vida y la muerte, a causa de un derrame cerebral. Hay más de 200 detenidos y medio centenar de personas en el hospital.

 

Fte: Lizzie Cocker / Morning Star

La Policía Metropolitana se encuentra bajo investigación en relación con un estudiante que protestaba y fue abandonado en la calle, debatiéndose entre la vida y la muerte, después de haber sido golpeado en la cabeza con una porra de la policía. Alfie Meadows, un estudiante de Filosofía en la Universidad de Middlesex, fue golpeado cuando trataba de salir del área de la Abadía de Westminster durante las protestas de la noche del jueves 9 de diciembre contra las tasas de matrícula, explicó su madre.

Tras quedar inconsciente camino al Hospital de Chelsea y Westminster, el joven de 20 años sufrió una operación de tres horas por hemorragia cerebral antes de ser trasladado al Hospital Charing Cross para su recuperación.

Su madre, Susan, profesora en la Universidad de Roehampton, quien también se encontraba en las protestas, afirmó: “Es parte de un patrón sobre la forma en que estos acontecimientos están siendo tratados por la policía. Alfie me dijo antes de que esto ocurriera: “Van a matar a alguien”. Da mucho miedo”.

La Comisión Independiente de Reclamaciones de la Policía ha iniciado una investigación sobre el incidente. Un total de 44 manifestantes acabaron en el hospital y el servicio de ambulancias de Londres trató a 58 pacientes después de que una protesta pacífica de más de 50 mil personas se pusiera fea.

La policía a caballo condujo a la multitud a áreas reducidas, golpeó a los manifestantes con porras y escudos antimotines y no les permitió moverse de los lugares en los que los había recluido por más de 10 horas.

El jefe de la policía metropolitana Paul Stephenson sugirió este viernes que podía hacerse necesario que los oficiales armados volvieran sus pistolas contra los manifestantes para garantizar la seguridad de la clase dominante.

A sus declaraciones se unieron las del alcalde de Londres Boris Johnson, que afirmó que la policía había sido enormemente comedida durante las protestas.

Carrie Reichardt está buscando la secuencia del incidente que dejó a su hija de 14 años con un ojo morado, la cara hinchada y posiblemente el hueso de la barbilla fracturado”, después de que “algún objeto metálico le fuera lanzado por la policía”. Su amiga tuvo que echarse sobre ella para protegerla de ser aplastada por los otros que corrían huyendo de la policía”, ha declarado la Sra. Reichardt.

Mark Bergfield, de la Red de Activistas por la Educación, afirmó que había presenciado niveles extremos de brutalidad policial.

“Vi a muchachos de 14 años llevando en volandas a sus amigos con la cabeza abierta y cosas así. Nosotros no vivimos en este tipo de régimen”.

Stephenson trato de exculpar a la policía metropolitana y afirmó que lanzaría una “completa investigación criminal” contra los responsables. Pero el diputado conservador Mark Pritchard llamó a una investigación independiente.

Más de 200 manifestantes han sido detenidos desde la primera manifestación masiva el 10 de noviembre, sobrepasando la cifra de 119 personas arrestadas durante las manifestaciones por Gaza en diciembre de 2008 y enero de 2009.

http://www.morningstaronline.co.uk/index.php/news/content/view/full/98689


Categorías

A %d blogueros les gusta esto: